Desayuno sin diamantes

Hay quien tiene la costumbre de desayunar en la cama los fines de semana con una bandeja, disfrutando de la pereza que asoma por la ventana. Nosotros preferimos montar un par de mesitas en el jardín, que la luz aun veraniega se filtre a través de los vasos de leche y que el aire ya un poco más fresco nos acaricie el pelo. Porque muy pronto se nos erizará la piel y añoraremos el sol mediterráneo, así que vamos a sacarle todo el jugo al final del verano y preparemos un desayuno relajado con galletas, zumos, una pizca de cacao y unas tostadas con mermelada.

Esta entrada fue publicada en Somos expertos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


ocho × = 56

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

He leído y acepto la Polí­tica de privacidad